Cichlid Room Companion

Artículos

Elucubrando Acerca De Las Especies

Por , 2000. printer
Publicado
Ron Coleman,

Traductor: Manuel Zapater Galve (12-jul.-2001)

Clasificación: Taxonomía y filogénia.

(Este artículo fue originalmente publicado en Cichlid News Magazine Aquatic promotions, Oct-99 pp. 32-34).
Tropheus moorii Red Rainbow de Kala y Tropheus moorii Murago
Izquierda: Tropheus moori Red Rainbow, de Kala y Derecha: Tropheus moori Murago. ¿Son la misma especie? Fotos por Ad Konings Fotos por Ad Konings.

El número de especies de cíclido conocidas aumenta casi a diario, es poco sorprendente que algunas de ellas sean interesantes por extrañas razones. Pero, ¿qué hay de los viejos amigos, aquellos que han estado en el hobby durante muchos años? ¿Nos guardan aún alguna sorpresa?

¿Qué especie es esa? ¿Cuántas especies de cíclidos ha mantenido? ¿Es una especie nueva? Y ya para acabar, ¿cuántas especies de cíclidos existen? Estas preguntas tan comunes se refieren a uno de los conceptos más problemáticos y ..... de la biología, ¿qué es exactamente una especie?

El concepto de "qué es una especie" es por una parte simple y por otra tan complejo que es sorprendente que lo podamos utilizar en cualquier caso.

¿Tenemos los humanos un concepto intuitivo de especie? Todas las cosas que se parecen constituyen una especie. Hay una buena base biológica para esta noción de especie. Fue muy útil para nuestros antepasados, y aún hoy lo es, para ser capaces de distinguir tigres de ciervos, serpientes venenosas de inofensivas, plantas comestibles de las que no lo son, etc. Los humanos tenemos una tendencia a agrupar cosas que son parecidas.

El concepto de especie es por una parte simple y por otra tan complejo que es sorprendente que lo podamos utilizar

Esto no siempre funciona. Considere los mbuna del lago Malawi. En muchas de estas especies los machos son muy diferentes entre sí. Las hembras, por el contrario se parecen mucho entre ellas, así que las hembras de una especie se parecen más a una hembra de otra especie que al macho de su misma especie. Las apariencias pueden ser engañosas. Esto lo aprendemos pronto en nuestra vida, cuando averiguamos que los perros, a pesar de la gran diferencia de aspecto entre un perro pastor y un chihuahua, son realmente una única especie. Todos provienen de un antepasado común y, en teoría, todos pueden reproducirse entre ellos. Así pues, la posibilidad de reproducirse debe ser una clave en la noción de especie.

En biología, el concepto más frecuentemente usado de especie está basado en la reproducción. Se denomina "la especie biológica". En términos técnicos, significa más o menos lo siguiente (a pesar de que existen muchas variantes sutiles) "una especie consiste en un grupo de individuos que pueden real o potencialmente reproducirse entre ellos y que están reproductivamente aislados de otros grupos". Esto es sencillo, si se reproducen entre ellos, entonces son la misma especie.

Pero, ¿por qué está el adverbio "potencialmente" en la definición? Porque no todo convicto se reproduce con otro convicto. Nos damos cuenta de que hay límites prácticos sobre la reproducción de los convicto (a pesar de estos cíclidos realmente tienden a eliminar estos límites). Lo que queremos decir es que si ponemos cualquier macho de convicto con cualquier hembra de convicto, generalmente, pueden reproducirse. El problema nos llega cuando nos damos cuenta de que nuestro pequeño y prolífico convicto, en ausencia de otro convicto, también va a reproducirse con un texas, un Jack Dempsey u otro de cualquier otra especie similar. ¿Esto no se considera algo "potencial"? Pero usted puede puntualizar, un convicto nunca podría encontrarse con un texas en la naturaleza. Verdadero, pero puede encontrarse con otro representante del género Archocentrus: A. septemfasciatus, De hecho, ambos se encuentran en el Río Puerto Viejo, en Costa Rica, donde yo realizo mi trabajo de campo. En condiciones de acuario se hibridan en ausencia de potenciales parejas de la misma especie, pero no parece suceder así en la naturaleza. La conclusión en letra pequeña es que el concepto de especie biológica es bonito en teoría, pero tiene unos pocos problemas en el nivel práctico, como veremos a continuación.

A parte de la consecución de híbridos en cautividad, hay algunos problemas más serios en relación con el concepto de especie biológica, fundamentalmente que no puede aplicarse demasiado bien a especimenes de museo conservados en formol, juveniles no reproductores o individuos aislados en una tienda de animales. Así, mientras que el concepto de especie biológica es el más aceptado (y la respuesta correcta a una pregunta de examen, si así se lo preguntaran), necesitamos una aproximación más práctica para determinar qué es una especie.

En la mayoría de los casos, tanto aficionados como científicos vuelven a aquello "que se parece" Podemos hacer esto con herramientas altamente sofisticadas, como las técnicas moleculares y los análisis matemáticos, pero en el fondo estamos agrupando cosas que se parecen dentro de una especie.

Pero, ¿cómo de parecidos deben ser unos organismos para ser considerados la misma especie? Los mamíferos pueden distinguirse de una manera relativamente sencilla a simple vista. No hay demasiadas especies de mamíferos (aproximadamente 4.000 comparadas con unas 25.000 de peces) y los humanos están entrenados para distinguir los mamíferos. Por ejemplo, si miramos las cebras vemos que no todas son iguales. Algunas tienen bandas negras anchas, mientras que otras las tienen finas. Unas tienen rayas en la tripa y otras no, Con estas distinciones podemos rápidamente identificar variase especies de cebras. Además, cuando las vemos en la naturaleza, vemos que su comportamiento confirma nuestras suposiciones: los diferentes tipos viven en diferentes localidades, y por tanto podemos asegurar que son distintas especies.

Los humanos no estamos tan entrenados para distinguir la apariencia de los peces. A una persona no iniciada en los cíclidos le cuesta bastante distinguir todas las especies dentro de un determinado grupo. Por ejemplo, a primera vista, todos los mbuna son muy similares. No hay dos individuos exactamente iguales, pero el aficionado experto sabrá como distinguir la variación interespecífica de aquella entre distintas especies. En algunos casos es cuestión de la ausencia o presencia de un determinado carácter. Por ejemplo, las hembras de convicto tienen reflejos naranjas en la tripa. Las hembras de convicto difieren considerablemente en la extensión de la mancha naranja, pero ninguna otra especie cercanamente emparentada con ellos tiene naranja en su tripa. El entrenamiento y la atención a los detalles son las cualidades que permiten al aficionado a los cíclidos distinguir unas especies de otras. La clave para desarrollar esta habilidad es mirar muchos individuos distintos de cada especie para darse cuenta de las variaciones. Este es un grave problema.

Estos son más difíciles de tratar desde el punto de vista científico. Incluso si todos los individuos de un área son muy parecidos, dentro de sus diferencias individuales, los individuos de la zona aguas arriba pueden ser más finos y alargados, mientras que aquellos situados más cerca de la desembocadura del río pueden tener un cuerpo más elevado. Estos peces nunca están en contacto unos con otros, así que no se reproducen entre ellos, pero probablemente lo hicieran si se introdujera un individuo de una de las poblaciones en la otra. Pero quizás no. Las diferencias graduales entre poblaciones conducen a las diferencias entre especies. Tropheus moori ilustra este ejemplo claramente. Cada una de las muchas "variedades de color" de T. moori se encuentra en una localidad distinta del lago Tanganyka, pero a parte de ciertos aspectos de su librea, se parecen mucho. ¿Son especies distintas? Los peces, y los cíclidos en particular, hacen el proceso de identificación de las especies todavía más difícil, porque sufren numerosos cambios mientras crecen. Esto contrasta con las aves: las aves crecen y de repente su crecimiento se detiene. Esto se denomina crecimiento determinado. Los peces siguen creciendo toda su vida, incluso después de haber alcanzado la madurez sexual. Esto se llama crecimiento indeterminado. Una guía de campo de aves a menudo refleja la talla del adulto y esta talla es un indicador fiable de la especie. Una especie puede ser marrón, con una marca redonda negra y de 20 cm de longitud, mientras que otra puede ser marrón, con una marca redonda negra, pero de 25 cm de longitud. Esto no sucede con los peces. Dado el suficiente tiempo y alimento, el pez de 20 cm será probablemente de 25 cm de longitud en un futuro.

Muchos cíclidos cambian de color a medida que se desarrollan. Los Tropheus duboisi son un ejemplo magnífico. Los juveniles son negros con unos bonitos puntos blancos. Los adultos no tienen estos puntos. Como ya he mencionado anteriormente, también puede haber diferencias substanciales en la apariencia de los dos sexos, uno, ambos o ninguno pueden parecerse a los juveniles.

Finalmente, si usted ha podido con todo esto, estás los cambios de apariencia debidos al comportamiento. Los más claros son los cambios de color que muestran los cíclidos centro americanos o africanos occidentales. Muchas aves cambian de plumaje a uno de celo, pero esto cuesta días, semanas o incluso meses. Muchos cíclidos cambian de apariencia en cuestión de segundos Intente poner un pequeño espejo en frente de un macho de casi cualquier cíclido centro americano y observe su cambio de color cuando se enfrenta al "intruso". Pero no es sólo el color. Alguno machos desarrollan "chichones" nupciales durante la época de reproducción. También sabemos que incluso la morfología de los labios y la forma de los dientes puede ser dramáticamente alterada por la dieta.

Si esto aún no ha sido suficiente, hay incluso aspectos ecológicos, que no pueden ser detectados a no ser que se encuentre dentro del agua con los peces. Así, el cíclido Midas (Amphilophus citrinellus) y el diablo rojo (A. labiatus) se parecen mucho. Ambos vienen de los Grandes Lagos de Nicaragua, donde se encuentran viviendo juntos, Sin embargo, cuando se observa a estas dos especies en la naturaleza se ve que están viviendo vidas separadas.

¿Se simplificarán las cosas en el futuro? Probablemente no, Todavía se están descubriendo nuevos cíclidos a todas horas. Por ejemplo, Ole Seehausen y sus colaboradores (1998) describieron recientemente quince nuevas especies de cíclidos ripícolas del lago Victoria. Luc de Vos y Lothar Seegers (1998) acaban de describir siete nuevas especies de cíclidos gobio en los ríos que desembocan en el lago Tanganyka, Incluso en zonas bien estudiadas del Nuevo Munda, hemos visto varias descripciones de nuevas formas en los últimos años (por ejemplo, Loiselle, 1997) y aún quedan muchas por llegar.

¿Puede considerarse todo esto científico? No, de ninguna manera. La definición de una especie afecta a todo desde donde acaba un pez en la muestra local de tu ciudad, si se consiguen puntos del Breeder's Award por haber reproducido una nueva especie (en lugar de una nueva variedad de una especie ya establecida), hasta el precio de un pez en una subasta. Cada nueva especie supone un gran conocimiento para la ciencia y para el entendimiento de cómo funciona la naturaleza. Si un pez está amenazado en una localidad, pero un animal similar se encuentra en un lago adyacente, el estatus de ambas poblaciones depende de si se trata o no de la misma especie.

La única constante entre este caos de ideas y conceptos es que la familia Cichlidae - como en tantos otros de los grandes aspectos de la biología - ofrece a la vez los grandes desafíos y las mayores oportunidades para su comprensión.

Referencias

  • de Vos, L., y L. Seegers; 1998; Seven new Orthochromis species (Teleostei: Cichlidae) from the Malagarasi, Luiche and Rugufu basins (Lake Tanganyika drainage), with notes on their reproductive biology. Ichth. Expl. Fresh. 9:371-420.
  • Loiselle, P. V.; 1997; Diagnoses of two new cichlids from Rio Sixaola drainage, Costa Rica. Buntbarsche Bulletin 180:1-8.
  • Seehausen, O., E. Lippitsch, N. Bouton, y H. Zwennes; 199'; Mbipi, the rock-dwelling cichlids of Lake Victoria: description of three new genera and fifteen new species (Teleostei). Ichth. Expl. Fresh. 9:129-228.

Referencias (3):

  • Loiselle, Paul V. 1997. "Diagnoses of two new cichlids from the Rio Sixaola Drainage, Costa Rica". Buntbarsche Bulletin. (n. 180); p 1-8 (crc00012)
  • Seehausen, Ole & E. Lippitsch, N. Bouton and H. Zwennes. 1998. "Mbipi, the rock-dwelling cichlids of Lake Victoria: description of three new genera and fifteen new species". Ichthyological Explorations of Freshwaters. v. 9 (n. 2), pp. 129-228 (crc00316) (resumen)
  • de Vos, Luc & L. Seegers. 1998. "Seven new Orthochromis species (Teleostei: Cichlidae) from the Malagarasi, Luiche and Rugufu basins (Lake Tanganyika drainage), with notes on their reproductive biology". Ichthyological Explorations of Freshwaters. v. 9(n. 4), pp. 371-420 (crc01067) (resumen)

Cita

Coleman, Ron. (junio 16, 2001). "Elucubrando Acerca De Las Especies". Cichlid Room Companion. Consultado en marzo 03, 2021, desde: https://cichlidae.com/article.php?id=154&lang=es.