Cichlid Room Companion

Artículos

El Género Tropheus: Experiencias de un principiante

Por , 1998. printer
Publicado

Traductor: Antón David Pérez Rodríguez (20-ago.-2002)

Clasificación: Mantenimiento en cautiverio, Lago Tanganyika.

Introducción

El género Tropheus es realmente sorprendente. El grupo comprende docenas de especies y variedades de color diferentes. Los diseños son simplemente indescriptibles. Siendo un ávido entusiasta de los cíclidos africanos, no es raro que me haya sentido atraído por ellos. Aunque ahora no me lo crea, hubo un tiempo en que los Tropheus eran para mí peces carentes de atractivo e interés. Pero pronto me di cuenta de que estos tipos tenían un gran número de seguidores, y que incluso muchos sólo los mantenían a ellos. Y comencé a investigar el porqué.

Creo que no puedo explicar cómo empezaron a divertirme tanto estos peces

Bueno, de hecho me pasaba lo que a otros muchos que están interesados por los Tropheus pero que no se decidían a dar el paso por muchas de las razones que yo me planteaba. Date cuenta también de que yo nunca antes había escrito, así que tenme paciencia. A pesar de que creo haber adquirido muchos conocimientos, mi intención no es la de hablarte como una autoridad, si no exponer qué es lo que he aprendido y animarte a experimentar con estos maravillosos peces.

A persar de que soy conocedor de los peces de los lagos Malawi y Victoria, siempre he tenido un interés particular por los cíclidos del lago Tanganica y muy pronto me centré en ellos. Por una parte estos peces no son muy comunes y yo deseaba ser diferente. La primera especie del Tanganica que mantuve fue Neolamprologus pulcher "Narciso". Tuve bastante éxito con él y desde entonces he mantenido muchos otros Lamprologini como leleupi, tretocephalus, multifasciatus, calvus, cylindricus, buescheri, regani, ornatus, marlieri, etc. he criado a la mayoría y con todos me he divertido muchísimo. Y por supuesto, como la mayoría, siempre estoy buscando especies nuevas.

Msi primeros Tropheus

Como muchos sabéis, encontrar tanganicas fuera de Neolamprologus leleupi y N. brichardi puede ser muy difícil. De forma que muchas veces he debido recurrir a importadores de otro país, recibiendo los peces por vía aérea. También me dedico a comerciar con otros aficionados. He descubierto que el tratar con otros aficionados es la mejor forma de conseguir peces (y la más barata). No cuesta mucho más que enviar unos cuantos correos solicitando ayuda, y la recompensa bien lo merece.

Estaba pues a punto de hacer un pedido a un mayorista cuando descubrí varias variedades de Tropheus a precios muy razonables. Había visto estos peces en tiendas tres o cuatro veces, y muy caros. De hecho la principal razón por la que al principio no me interesaban estos peces era su alto precio. Sin embargo en aquellos días me mordió el gusanillo, pues había leído algo acerca de aquellos peces y me apetecía probar. Con su bajo precio como incentivo, decidí encargar unos cuantos "para ver qué tal se me dan". ¿Pero de qué clase y cuántos?

Por naturaleza tengo unas grandes ansias de aprender, y me encanta leer. Así que me empapé con toda la información que en Internet y libros tenía a mi alcance. Me sorprendió la falta de información que encontré. Aunque ahora ya hay más disponible, realmente se encuentran sobre todo datos acerca de los peces del Malawi. También me di cuenta de que muchos de los datos no concordaban unos con otros. Básicamente se acepta que hay cinco especies de Tropheus, duboisi, moori, brichardi, annectens (=polli) y el "sp. black" o "sp. aff. moori" , que todavía no ha sido convenientemente descrita. Recordad que no soy un científico y que hay cierta controversia acerca de la taxonomía del grupo. A nosotros lo que nos importa es que la forma más común de reconocer a los Tropheus es por los nombres de las variedades. Usualmente estos son el nombre de la localidad de pesca, como por ejemplo una variedad que se encuentre en Bulu Point. Hay más que esa, pero eso investígalo tú. Otras variedades o nombres comerciales que se pueden encontrar son Ikola Kaiser, Black Bemba, Chimba, Kalambo, Moliro, Katoto, Livua, Nkamba Bay, Mpimbwe, Kipili, Ujiji, Tanzanian Red Rainbow, Chaitika, etc. Créeme, intentar recogerlas todas es inútil, hay demasiadas. Acuérdate de que éstas son diferentes variedades de color pertenecientes a las cinco especies de arriba.

Todo el mundo se refiere a los Tropheus como peces muy gregarios, sociales en la naturaleza, y que necesitan un grupo amplio de congéneres para ser mantenidos adecuadamente. T. duboisi sería un poco la excepción, pues no depende tanto del grupo como las otras especies. Viven a mayor profundidad que otros Tropheus, en zonas donde hay menos luz y por consiguiente menos algas. De forma que deben moverse bastante para alimentarse, lo que se traduce en que no pueden someterse a una estructura social rígida y vagan en parejas o pequeños grupos. Con esto en mente, decidí añadir cuatro T. duboisi a mi pedido.

Es interesante reseñar que pronto aprendí que no es buena idea mantener un grupo pequeño de estos peces, incluso siendo T. duboisi. Una de las razones de preferir un gran grupo es que cuando maduran los Tropheus pueden se muy agresivos, como la mayoría de los cíclidos africanos. Los grandes grupos ayudan a minimizar las agresiones. El hecho de que en la naturaleza el T. duboisi viva en parejas o grupos pequeños no significa que sea una buena idea el hacerlo en un acuario. La proporción entre machos y hembras juega aquí un importante papel, como veremos más adelante.

La llegada

Es comúnmente aceptado el hecho de que los Tropheus prosperan mejor en acuarios grandes, a partir de 250 l. Aunque he leído que algunos los mantienen en acuarios de sólo 120 l. de cualquier forma, grande o pequeño, lo principal es tener en cuenta el tamaño del grupo y escoger casa en consecuencia. Personalmente soy de los que opinan que es mejor mantenerlos en acuarios grandes. Aunque por aquel entonces el único acuario libre que tenía era bastante pequeño, y fue al que tuve que recurrir. Pensaba que en caso de que no funcionara siempre podría mudarlos a otro sitio más tarde. Después de todo, era sólo un experimento. Preparé el acuario con grava fina y levanté una pila de piedras en cada lado, con algunos huecos entre ellos. Los machos de Tropheus son bastante territoriales, y una pila de piedras separada de las otras es un buen territorio que defender.

Como la mayoría de los tanganicas, a éstos les gusta el agua dura con un pH bastante elevado. Sin problemas; es justo el agua de mi zona. únicamente tengo que tratarla con un anticloro. Algunas veces también añado sal no yodada, aunque no advierto diferencia entre hacerlo y no. Se encuentran muchas opiniones acerca de esto de la sal. Yo creo que si ya tienes agua dura no es en absoluto necesaria. Por desgracia no sé cuál es exactamente la dureza de mi agua, pero sí que es muy elevada. tengo costras de calcio por todas partes. Oh, sí, mi agua sale con un pH natural de 8.2, apto para Tropheus.

El cargamento llegó tras un viaje inusualmente largo (estuvieron vagando de aquí para allá en dos vuelos). Yo creía que los Tropheus eran algo delicados y que se estresaban fácilmente, a menudo muriendo después afectados por la terrible hinchazón (de la que hablaré más tarde), así que estaba bastante preocupado. Abrí el paquete y todos los peces parecían estar bien, incluidos los T. duboisi. Habían sido sedados y empaquetados con O2, lo que seguramente les ayudó. Comencé pues la rutina habitual de dejar la bolsa flotando hasta que se igualaron las temperaturas (unos 27° C en mis acuarios) y luego, en un cubo, dejarlos unto con algo de agua de mi acuario. Tras quince minutos añado otro poco de agua del acuario. Y tras veinte minutos o así los tomo con cuidado y los libero en su nuevo hogar. esto les sirve para aclimatarse a las nuevas condiciones. era de noche, así que los dejé descansando hasta la mañana siguiente.

A la mañana siguiente corrí a ver cómo les iba. Los T. duboisi parecían estar bien y nadaban activamente por todo el acuario. Parecían hambrientos. respecto a la dieta, es muy importante entender que los Tropheus son ramoneadores de algas y que tienen un aparato digestivo delicado. Tienen un intestino largo para extraer al máximo los nutrientes de su dieta natural de algas. Si se les alimenta con alimentos de rápida digestión tienen problemas y enferman de hinchazón. Otra precaución a tener es que comen poco cada vez. La sobrealimentación, incluso con una dieta adecuada, los hace enfermar. Mucha gente los deja un día a la semana sin comer como una especie de purificación, aunque esto no es una buena idea para peces jóvenes.

Sabiendo esto yo había comprado copos de espirulina OSITM para usarlos como dieta principal. Los alimentaba dos veces al día tomando un poco y desmenuzándolo entre mis dedos dejándolo caer al tanque. Ellos acudían a comer inmediatamente. desde luego ya habían sido alimentados con esto antes, pues es la comida más popular para estos peces. lo único distinto que les daba era de vez en cuando un cubito de artemia congelada. Esto puede parecer un contrasentido tras lo expuesto antes. Las artemias adultas presentan muchos colorantes y sales en su concha y es bueno dárselas con moderación. Muchos criadores europeos alimentan a sus peces con una papilla con gambas diariamente, pero no me parece correcto por no ser natural. Aunque desde luego, se acepta que los Tropheus ingieran algo de materia animal mientras picotean entre las algas.

La hinchazón es un tema conocido entre los que mantienen Tropheus y a juzgar por la información que uno se encuentra puede creer que es algo muy común, una realidad inevitable para los Tropheus (aunque otros peces también la padecen, como los Mbuna del Malawi). La hinchazón parece deberse a una dieta incorrecta y/o a un mantenimiento inadecuado. También se cree que el estrés es el desencadenante inicial del mal. Yo nunca he sufrido ningún caso (toco madera) por los cuidados que les doy y por la suerte que he tenido. Así que, por favor, que no te desanimen todas las malas noticias acerca de la hinchazón. creo que es algo que se exagera. hay bastantes medicamentos en el mercado, como el CloutTM, pero la mayoría son bastante caros e ineficaces. Prevenir es mucho mejor que curar.

La adicción

Todos los alevines de T. duboisi son básicamente negros con multitud de lunares blancos. Por sí mismo esto ya los hace bastante atractivos. Por cierto, notarás que ahora voy a hablar en plural. Mi esposa, a la que generalmente no le interesan mis peces, se fijó en estos amigos inmediatamente. "Chico, esos de ahí son muy monos". A medida que los T. duboisi maduran van adquiriendo la coloración de adultos. Mis T. duboisi "Maswa" deberían llegar a ser básicamente negros con una banda blanco amarillenta en la mitad del cuerpo y la cara azul plateado claro. El ver cómo su coloración varía gradualmente a medida que crecen es algo muy interesante.

Aunque lo que nos pareció más interesante fue, sin embargo, su peculiar actividad. Estaban siempre persiguiéndose unos a otros, hasta casi pensar que se estaban socializando, lo que ahora resulta ser cierto. Los Tropheus son conocidos por sus jerarquías estrictas, de forma que se dice que no es una buena idea sacar o añadir peces a un grupo, de forma que se rompa la estructura social. Mis "Maswa" estaban todo el tiempo pegándose, pero nada grave. He visto luchas mucho más crueles entre otros cíclidos africanos. Simplemente se estaban demostrando unos a otros quién era el jefe. Una vez esclarecido esto sólo se producían ocasionales escaramuzas.

Creo que no puedo explicar cómo empezaron a divertirme tanto estos peces. Estaba acostumbrado a especies que se ocultan en cuevas y que pasan la mayor parte del día escondidos o intentando matar a todos sus compañeros, incluyendo a sus parejas. Aunque mis nuevos peces parecían contentarse con nadar de un lado a otro buscando comida. Por no hablar del acuario libre de algas. éstos son mejores que cualquier pleco, no puedes tener algas aunque quieras. únicamente tenía que limpiar los cristales de vez en cuando de algas demasiado finas incluso para ellos. Estos tíos eran simplemente geniales, más tarde nos dimos cuenta de que nos habían enganchado.

Nuestro interés crece

Inmediatamente decidimos que queríamos más Tropheus. Y ahora íbamos a hacerlo en serio. El mayor acuario que tenía disponible era de 200 l. Realojé a sus ocupantes en otros acuarios y lo preparé para los Tropheus. Como en todos mis acuarios, coloqué grava de grosos medio-fino. De nuevo coloqué una pila de rocas en cada lado del acuario con al menos un pasillo arenoso entre ellas. Como ya he explicado antes, el agua no necesitaba ser modificada. Y entonces fuimos de compras. Buscamos por Internet algunos libros buenos y escogimos qué queríamos exactamente. Aunque localizarlo después no fue nada fácil.

Tras contactar con un proveedor anterior, éste nos informó de que podría pedir casi cualquier cosa directamente desde áfrica, donde los Tropheus son criados en grandes estanques de cemento al uso. Normalmente las exportaciones vienen vía Alemania, pero este no era el caso. Nos decidimos por el T. moorii "Kachese". El precio era muy razonable (la mitad de lo que había visto en otros sitios). Aunque incluso así era bastante caro teniendo en cuenta que debería comprar varios peces de una vez. Decidí que quince peces eran una población razonable para el acuario y era lo que yo podía costear. Pagué y se hizo el pedido. No tuvimos que esperar mucho, pues el proveedor ya había decidido pedir peces para él mismo a su exportador africano. Pasada una semana recibimos el aviso de que los peces habían llegado al importador estadounidense. Estuve de acuerdo en que se quedara con los peces una semana mientas se aclimataban, lo que haría disminuir el estrés del viaje.

Y llegó finalmente el día en que recibimos los peces. Llegué enseguida a casa desde el aeropuerto con mi preciosa carga. Al llegar realicé la rutina de aclimatación acostumbrada. Los quince habían llegado vivos y en buenas condiciones. Eran realmente preciosos. Incluso siendo alevines de tres centímetros sus colores empezaban a dejarse ver, particularmente a medida que se acostumbraban al nuevo medio. Los alevines de Tropheus normalmente no muestran la coloración de adultos, aunque esta se entrevé en los peces de la variedad "Kachese". Desafortunadamente nos dimos cuenta de que había unos pocos que no comían, y creímos que podía ser un inicio de hinchazón. Aunque como mas tarde no se produjo ningún caso debo achacarlo al estrés de todos los viajes recientes.

Tras unos días esos peces murieron. Puede que de hinchazón, aunque no lo creo. Creo que fue por causa del estrés. Al encargar los peces sabía que esto podía pasar y simplemente lo acepté. Esto no disminuyó nuestra alegría por los restantes once peces, que es un grupo de tamaño razonable. Desde aquel incidente no se produjo ninguna otra baja. Alimentamos a éstos con la misma dieta de copos de espirulina OSI alternando a veces con artemia y prosperaron. Se establecieron rápidamente y se podía ver fácilmente cómo establecían su jerarquía. De nuevo hubo unas pequeñas riñas, pero nada más.

Conviene mencionar que este acuario de los "Kachese" tenía además dos alevines de Neolamprologus leleupi que se me pasaron por alto al vaciar el acuario. Sé de un criador europeo que mantiene estos peces en sus acuarios de Tropheus, así que los dejé a ver qué pasaba. No parecían hacerse caso mutuamente. Mi única preocupación era que N. leleupi puede devorar alevines de otros peces, de forma que decidí que más tarde o más temprano los sacaría. La reproducción de los Tropheus es otro tema que dejaré que aprendas por tu propia mano.

Aficionados de por vida

Desde entonces hemos dedicado varios acuarios sólo a Tropheus. Ahora tenemos dos grupos de Tropheus moorii "Mpulungu" y Tropheus moorii "Ilangi" en sendos acuarios de 120 l. Nuestros planes son de moverlos pronto a dos acuarios mayores. Aunque de momento parecen encontrarse a gusto en acuarios pequeños, el tiempo lo dirá. Al fin y al cabo aún estamos aprendiendo. Sin embargo todos nuestros Tropheus están creciendo y marchando bien. Estoy notando una serie de agresiones en el grupo pequeño de los T. duboisi, pero lo achaco a que están llegando a la madurez. Tengo que tenerlos vigilados y esperar que todo vaya bien.

El aspecto mas atractivo de mantener Tropheus es que haría falta una vida para llegar saber lo que hay que saber sobre ellos

Para nosotros, el aspecto mas atractivo de mantener Tropheus es que haría falta una vida para llegar saber todo lo que hay que saber sobre ellos. Parece que uno nunca pueda aburrirse con ellos. Cada vez me siento fascinado por más variedades distintas y querría tenerlas todas. Exceptuando a algunos favoritos, hemos vendido o regalado todos nuestros tanganicas para hacerle sitio a los Tropheus. Y estoy seguro de que si en el futuro compro más acuarios la mayoría estarán dedicados a Tropheus. En mi humilde opinión, no hay descripción posible que les haga justicia a estos colegas. Simplemente pruébalo por ti mismo, nosotros ya estamos enganchados de por vida.

Conclusion

Tomar en aquel momento la decisión de comprar aquellos cuatro T. duboisi llenos de lunares fue la mejor cosa que haya hecho en toda mi experiencia de acuariófilo. Aunque hay por ahí muchos retos acuaristicos que todavía no hemos afrontado, ahora ya sé porqué muchos no van más allá de los Tropheus. Así que si ya habías decidido mantener estos cíclidos maravillosos, o si no lo habías decidido, no puedo si no urgirte a que lo hagas. estoy seguro de que tú tampoco te arrepentirás.

He confeccionado esta lista con todo lo que creo que es vital saber para mantener Tropheus. De nuevo, recuerden que no pretendo ser un experto. Simplemente quiero exponer las claves con que funcionó para mi:

  • No te dejes intimidar por la fama de difíciles de estos peces. No digo que sean fáciles de mantener, si no que es muy gratificante y no muy complicado si se siguen las normas de instalación y alimentación.

  • Lee todo lo que encuentres antes de comprar ningún Tropheus. Hay mucho que aprender. Sean expertos o principiantes, todo el mundo tiene algo que ofrecer. Ciertamente debes considerar la validez de la fuente, pero que esto no te sirva de excusa para rechazar lo que te ofrezcan los aficionados no expertos. Toma toda la información en cuenta, estudia todo lo que puedas y piensa por ti mismo. Experimentar es una buena cosa.

  • No dejes que te asuste el costo relativamente alto de los Tropheus. Por una parte, y si son bien mantenidos, criarán irremediablemente, con lo que podrás recuperar tu inversión inicial. Por otra parte considera que el comerciar con otros aficionados te va a traer muchas ventajas. Por último estoy seguro de que pronto considerarás que los Tropheus son mejores que lo que se gasta en ellos

  • Nunca compres menos de seis-diez individuos de cualquier variedad, aunque los grupos cuanto más grandes mejor.

  • Usa el mayor acuario que puedas. Personalmente creo que trescientos litro es el tamaño ideal para un grupo de quince-treinta individuos, pero es mi opinión. De nuevo es mejor experimentar.

  • No te preocupes por conseguir la cantidad de hembras por cada macho apropiada entre tus peces. Nadie puede sexar Tropheus menores de cinco centímetros y se suelen comprar con esta edad. Preocúpate de conseguir un grupo numeroso de la variedad escogida y la cantidad de machos por cada hembra se establecerá ella sola.

  • Es mejor no mezclar diversas variedades de Tropheus en el mismo acuario. Los Tropheus se hibridan frecuentemente y esto hay que evitarlo siempre. Aquí todavía hay mucho que investigar.

  • o suelo cambiar un 20 % del agua de mis Tropheus cada semana, y aunque encuentres muchas opiniones sobre esto yo creo que es suficiente.

  • No temas preguntar a los demás. La mayoría de los aficionados están encantados de compartir la información que tienen. Si bien puede ser difícil el contactar con colegas locales, no lo es el encontrarlos por Internet. Busca clubes y organizaciones. Yo creo que la pregunta más vergonzosa es la que no se hace.

  • No temas exponer tus experiencias a los demás, expertos inclusive. Todo el mundo tiene algo que aportar y que aprender de los demás.

Hay también muchos libros con buena información. Ad Konings es el autor de muchos de ellos. Para identificar variedades no he visto nada mejor que los catálogos de cíclidos del Tanganica de Aqualex. Aqualex también vende en formato CD, que aunque más caro es mucho más manejable. Se publica en alemán, pero está disponible a través de algunos criadores y mayoristas de EE.UU. Y de nuevo no conviene olvidar a clásicos como Pierre Richard, Herbert Axelrod, etc.

Recuerda que todo lo que expongo aquí no pretende sentar cátedra, simplemente recopilo lo que me ha venido bien a mí y a otros. Deja comenzar tu aventura con los Tropheus y diviértete.

Cita

Kennelly, Erik A.. (diciembre 30, 2001). "El Género Tropheus: Experiencias de un principiante". Cichlid Room Companion. Consultado en marzo 07, 2021, desde: https://cichlidae.com/article.php?id=163&lang=es.