Cichlid Room Companion

Artículos

Criando la mojarra dorada, Herichthys bocourti

Por , 2003. printer
Publicado
Dan Woodland, 2001

Traductor: Antón David Pérez Rodríguez (15-abr.-2003)

Clasificación: Mantenimiento en cautiverio, Centro y norte -américa.

Herichthys bocourti
Un macho adulto Herichthys bocourti de 35 cm. de longitud, en el acuario del autor. Foto por Dan Woodland.
(Este artículo fue originalmente publicado en "Cichlid News magazine" Aquatic promotions, Vol. 11. No. 1, Octubre 2001; pp. 16-18. Se reproduce aquí con permiso del autor, Dan Woodland, y de Aquatic Promotions).
(Nota del Editor: Aunque el género correcto de 'Cichlasoma' bocourti aún no ha sido establecido, se puede afirmar que no pertenece al género Herichthys, como se creyera anteriormente. Juan Miguel Artigas Azas.)

De donde vienen?

En 1994 tres intrépidos aficionados: Ross Socolof, gran impulsor de la acuariofilia en EE. UU.; Dr. Harry Spetch, cuya larguísima dedicación a la afición no ha sido superada por nadie; y Rusty Wessel, cuya tenacidad y perseverancia le han valido que un cíclido se llame como él (Theraps wesseli), decidieron partir a la búsqueda de la mojarra dorada, Herichthys bocourti.

En 1984 el Dr. Spetch había visto en un mercado de Guatemala un ejemplar de Herichthys bocourti.

En 1984 el Dr. Spetch había visto en un mercado de Guatemala un ejemplar de Herichthys bocourti que había sido lanceado por un pescador local. El lugar de origen de la especie es el lago Izabal, a unos 50 km de la Ciudad de Guatemala. Desde entonces el Herichthys bocourti ha sido pocas veces visto en el lago, y nunca en otro lugar. De hecho la mayor parte de la información de que se dispone de la especie (incluyendo la descripción original de 1902 de Vaillant y Pellegrin) consiste en dibujos y escasas notas acerca de su hábitat natural.

Así que uno se puede imaginar la sorpresa con que, el último día de su viaje de 1994, Socolof, Spetch y Wessel vieron a un pescador nativo con nueve Herichthys bocourti ya casi muertos en el fondo de su barca. Les dijo que la especie era bastante rara en el lago. Se los compraron todos, pero sólo se salvaron cuatro. El mismo día, más tarde, los tres echaron al lago su red de mano por última vez para intentar capturar algo que no fueran cíclidos, e increíblemente capturaron seis juveniles de esta especie. Volvieron pues con los diez peces a EE. UU., y así fue cómo entró en el mercado el Herichthys bocourti.

Jóvenes de Herichthys bocourti
Jóvenes criados en acurio de Herichthys bocourti. Foto por Dan Woodland.

Durante su largo y por poco fructuoso viaje también pudieron aprender que, por ejemplo, los pescadores capturaban a Vieja maculicauda tirando cocos o piedras al agua, y luego pasando la red por donde habían caído. Los peces acudían curiosos a ver si ese objeto era comestible y se encontraban con que una red les estaba esperando. A veces los pescadores también consiguen capturar Herichthys bocourti usando este método. Otros cíclidos presentes en la misma zona son Thorichthys aureus, Vieja maculicauda, Archocentrus spilurus, 'Cichlasoma' salvini, Amphilophus robertsoni, y Parachromis managuense. Y algunos otros peces son aterínidos, Hyphessobrycon milleri, Astyanax aeneus, Belonesox belizanus, Carlhubbsia stuarti, Gambusia luma, Poecilia mexicana, y Rhamdia sp. Obtuve seis ejemplares juveniles de Herichthys bocourti de Rusty en 1998, y con ellos comienza mi historia.

Criando a los jóvenes

Desde un principio mis peces mostraron ser muy tímidos y huidizos. A veces creí haber perdido a alguno a causa de peleas o por que hubiera saltado fuera del acuario, para encontrarlo después escondido en alguna maceta o incluso semienterrado en el fondo. esta es una de las razones por las que son tan difíciles de capturar en la naturaleza.

Los jóvenes comían todo lo que se les daba y crecieron rápidamente. Los mantuve junto a Vieja regani hasta que pude procurarles un acuario propio. Como con la mayoría de los Heroini, tardaron cerca de dos años en alcanzar la madurez sexual.

Como con la mayoría de los Heroini, tardaron cerca de dos años en alcanzar la madurez sexual

Un hermoso pez!

El Herichthys bocourti posee una cabeza amarillo-verdosa y un cuerpo anaranjado que tiende al amarillo en el pedínculo caudal. El nombre de mojarra dorada siempre había chocado un poco, ya que las descripciones existentes se basaban en especímenes preservados que habían perdido su color original. Mis peces también exhibían trazas de azul en la boca, garganta y parte de las aletas. El pez tiene de seis a siete bandas verticales oscuras, cuya intensidad depende de su estado de ánimo. Los peces estresados o enfermos toman un color verdoso oscuro por todo el cuerpo. Ocasionalmente los machos sub-dominantes muestran una marca negra en la garganta. También hay otro lunar negro en la base de la aleta caudal.

Reproducción

¡Menuda suerte! Mis seis peces resultaron ser dos machos y cuatro hembras. ¿Quién quiere calcular las probabilidades?

La coloración de cría del Herichthys bocourti incluye un tono azul muy oscuro desde la boca hasta la base de la aleta anal. El cuerpo se vuelve amarillo-dorado y el color de las bandas verticales se intensifica, así como el azul de las aletas.

El macho dominante de mi colonia mide unos 35 cm y 15 cm de alto; las hembras son mucho menores, de 20 a 25 cm y de 10 cm de alto.

De nuevo este pez grande y hermoso mostró su timidez. Al volver de un viaje me encontré con que el macho dominante de la colonia patrullaba por todo lo largo del acuario de 470 litros y con que algunos de los demás habitantes estaban mordidos, aunque nada grave. Me fijé en que el macho tenía el tubo de puesta extendido, y empecé a buscar a su pareja. "¡Una puesta!", pensaba yo, y mi sorpresa fue inmensa cuando por fin encontré una hembra que custodiaba un gran grupo de alevines de no más de uno o dos días. La pareja había pues desovado estando yo de viaje. Este pez no muestra ser muy agresivo con sus compañeros de acuario, al contrario que otros muchos Heroini. "Ojos que no ven, corazón que no siente" parece ser su lema, y si el adversario se va su agresividad desaparece. Por supuesto ayuda mucho el que el acuario esté lleno de refugios para todos.

Los padres se dedicaban por entero al cuidado de las crías, cambiándolas varias veces de sitio aún antes de que pudieran nadar, y defendiéndolas de los otros peces del acuario. Una vez que los alevines nadaban retiré las tres cuartas partes, dejándole el resto a los padres.

Inmediatamente comencé a alimentar a los alevines con quistes de artemia desencapsulados y con nauplios recién nacidos. Los quistes desencapsulados son quistes de artemia normales a los que se le ha retirado la cuierta protectora mediante un baño de lejía (agua lavandina) diluida en agua. Había probado antes a alimentar a otros alevines con esto con éxito, así que también se los di a los Herichthys bocourti. A medida que iban creciendo comencé a darles copos desmenuzados, tabletas de espirulina y gránulos machacados. A los adultos también les doy alimento congelado como krill, plancton y larvas de mosquito. Como los adultos, los jóvenes son poco agresivos, y perdí pocos debido al canibalismo.

Desde luego te animo a que pruebes tú mismo con este pez. gracias a los esfuerzos de Rusty, Ross y el Dr. Spetch he tenido la ocasión de mantener y criar esta rara especie del lago Izabal, y a llegado a ser uno de mis peces preferidos. Adicionalmente quiero dar las gracias a Oliver Lucanus por animarme a escribir esta historia.

Herichthys bocourti juvenile
Un juvenil silvestre de Herichthys bocourti del lago Izabal, Rio Polochic, Guatemala. Foto por Rusty Wessel.

Referencias

  • Socolof, R., y R. Wessel; 1994; In pursuit of 'C.' (Herichthys) bocourti (Vaillant and Pellegrin 1902), the Golden Mojarra; Buntbarsche Bulletin, no. 162.

Referencias (2):

  • Socolof, Ross & R. Wessel. 1994. "In pursuit of "C." (Herichthys) bocourti (Vaillant and Pellegrin 1902), the Golden Mojarra". Buntbarsche Bulletin. (n. 162), pp. 1-8 (crc04541)
  • Woodland, Dan. 2001. "Spawning the Golden Mojarra Herichthys bocourti". Cichlid News Magazine (crc00619)

Cita

Woodland, Dan. (febrero 08, 2003). "Criando la mojarra dorada, Herichthys bocourti". Cichlid Room Companion. Consultado en agosto 22, 2019, desde: https://cichlidae.com/article.php?id=177&lang=es.