Cichlid Room Companion

Acuarios cría

Nandopsis tetracantha (Valenciennes, 1831)

Por , 2000. printer
Publicado

Traductor: Manuel Salazar González (08-ene.-2004)

Clasificación: Mantenimiento en cautiverio, Centro y norte -américa.

" Experiencias de reproducción en cautiverio de Nandopsis tetracantha (Valenciennes, 1831) "

Nandopsis tetracantha

Macho de Nandopsis tetracantha en el acuario de Ian Tan. Foto por Ian Tan.

Fue la primera vez que yo veía un Nandopsis tetracantha ,estaba en una granja de peces local en Diciembre de 1999. Esta granja se especializaba en cíclidos y tenia tres hermosos pares de ellos. Los machos eran todos de cerca de 12.5 cm de largo y sus compañeras hembras de 7.5 a 10 cm. En aquel entonces el precio por una pareja reproductora era de $600 (moneda local). Eso equivalía aproximadamente a $350 dólares estadounidenses! Ciertamente deseaba ese pez, pero no a ese precio!

Un mes después descubrí que una de nuestras tiendas de peces locales que ofrecía juveniles de N. tetracantha (< 7.5 CM). El precio era mucho más accesible y me convencí de que debería de llevar a casa una pareja de ellos. Pase dos buenas horas escogiendo lo que yo pensaba que eran dos machos y dos hembras. Aparentemente, diferenciar los sexos, no era difícil ya que las hembras tienen un vientre más oscuro (casi negro) cuando son sexualmente activas. Además ellas son comparativamente más pequeñas que los machos, los cuales son plateados-dorados con manchas negras cubriendo todo el cuerpo.

El grupo fue colocado en un confortable acuario de 120 cm, con grava y algunos troncos. El pH se mantenía en 7, con la temperatura entre 25 y 27 grados centígrados. La calidad del agua se mantenía con dos filtros de poder internos combinados con cambios semanales de agua de 60-70%. Alimentaba los peces con Tetra-bitsTM en la mañana y gusanos de sangre congelados por las tardes. En un plazo de dos semanas, era obvio que se había formado un par ya que el macho dominante compartía su territorio con una hembra que lentamente aumentaba su tamaño.

Dividí el acuario por la mitad a medida que la pareja se hacia mas agresiva hacia los otros dos peces. Increíblemente, los otros dos peces parecían llevarse bien hasta que formaron también una pareja! Busque dos macetas viejas, les quite el fondo y coloque un pez en cada mitad del acuario.

Nandopsis tetracantha

Hembra de Nandopsis tetracantha cuidando sus alevines, en el acuario de Ian Tan. Foto por Ian Tan.

El acuario estaba lleno de actividad ya que las dos parejas trataban de ahuyentarse una a la otra. Los machos "peleaban" mientras las hembras se ponían en guardia una contra la otra a través de la división. Se tomaban tiempo fuera cuando los machos nadaban en círculos alrededor de sus consortes atrayéndolas dentro de las macetas que habían seleccionado como lugar de cría. No los vi trabando sus mandíbulas pero en algunas ocasiones el macho se podía poner tan agresivo que la hembra huía atemorizada. Podría deberse a que la hembra no haya estado completamente lista para la reproducción.

Pasaron otras dos semanas y la primera pareja parecía estar lista para el desove ya que habían quitado toda la grava sobre la que descansaba la maceta. Estaban ocupados limpiando el interior de la maceta y menos preocupados por la otra pareja, pasando mas tiempo coqueteándose uno al otro y preparando el lugar para la puesta. Decidí transferir la pareja a un acuario de cría separado y lleno con agua "vieja", con grava fina y una maceta vacía colocada sobre un costado. La tarde del siguiente Viernes note que el ovopositor de la hembra sobresalía mas de lo acostumbrado. La pareja estaba ciertamente lista para la freza para el día siguiente, lo cual hicieron.

Había fácilmente 300-400 huevecillos yaciendo en el fondo de la maceta. Entonces la hembra tomo la responsabilidad de mantener los huevecillos limpios mientras el macho estaba siempre vigilando a los intrusos, lo cual me incluía a mi. Los huevecillos tomaron casi 48 horas para eclosionar, las crías nadaban libremente otros 5 días después. Esto vino acompañado de un cambio de color en el macho. El macho ahora portaba el mismo color que la hembra. Decidí no retirar a los padres, hasta una etapa posterior, ya que estaba interesado en ver como cuidaban a su prole.

Alimenté a las crías con nauplios de artemia las tres primeras semanas, después de que nadaron libremente, para que tuvieran el tamaño adecuado y entonces cambié a daphnia congelada. Las crías eran muy robustas y de fácil alimentación. Por la tercera semana, el acuario estaba obviamente sobrepoblado, entonces transferí las crias a un acuario más grande. Para la sexta semana, todos ellos eran capaces de alimentarse con gusanos de sangre congelados. Ahora a los cuatro meses de edad, me quedan cerca de 90 juveniles los cuales miden entre 5 y 7.5 cm. El macho ha crecido desde entonces hasta los 15 cm. y la hembra hasta los 10 cm. La reproducción de Nandopsis Tetracantha fue definitivamente una experiencia maravillosa.

Nandopsis tetracantha

Pareja de Nandopsis tetracantha cuidando sus crias en el acuario de Ian Tan. Foto por Ian Tan.

Cita

Tan, Ian. (enero 20, 2000). "Nandopsis tetracantha (Valenciennes, 1831)". Cichlid Room Companion. Consultado en octubre 23, 2019, desde: https://cichlidae.com/article.php?id=215&lang=es.