Cichlid Room Companion

Artículos

Descubrimiento, persecución y captura del Theraps wesseli

Por , 1998. printer
Publicado
Rusty Wessel,

Traductor: Antón David Pérez Rodríguez (31-dic.-2003)

Clasificación: Distribución y conservación, Centro y norte -américa.

Sitio de colecta de Theraps wesseli
Sitio de colecta de Theraps wesseli.
(Este artículo fue originalmente publicado en el "Buntbarshe Bulletin" No. 175, pp. 1-7. el boletín de la American Cichlid Association).

En marzo de 1991 estaba yo recolectando cíclidos junto con algunos aficionados más, Ross Socolof y el Dr. Harry Specht, en la costa caribeña del norte de Honduras. Como de costumbre, fui yo el primero en meterme al agua. Equipado con mi máscara de buceo, tuve el placer de encontrarme con un pez que nunca antes había visto. Al verlo le grité a Ross que viniera antes de que el bicho se escabullera entre las rocas de los rápidos del río. A primera vista me pareció que el pez era algo nuevo, y tras verlo Ross confirmó mis sospechas. Subsecuentemente, tras doce viajes a esa zona en un periodo de cinco años, el cíclido fue bautizado como Theraps wesseli en mi honor por el Dr. Robert Rush Miller, de la Universidad de Michigan. La descripción de la especie apareció publicada en el número de junio de 1996 del Tropical Fish Hobbyist. En este artículo voy a intentar describir el hábitat del Theraps wesseli y lo complicado de su captura. Puede que esta misma dificultad de capturarlo sea la explicación de que este pez aún no hubiera sido descrito.

Río Jutiapa en Honduras
Río Jutiapa en Honduras. Sitio de colecta de Theraps wesseli. Fotos por Rusty Wessel.

El Theraps wesseli vive en al menos tres arroyos del noreste hondureño, el río Jutiapa, el Belleaire y el Hauron. Los tres forman parte de la cuenca del Papaloteca, en el Departamento de Atlántida, entre las ciudades costeras de La Ceiba y Sava (Saba, en algunos mapas). Los tres arroyos nacen en la cordillera costera y desembocan en el Caribe. Las nubes cubren constantemente estas montañas y proporcionan agua pura y limpia a estos arroyos de montaña. La claridad del agua durante la estación seca (enero a junio) es espectacular. Los arroyos cristalinos son de aguas rápidas, a una velocidad de un metro por segundo, un pH de 7.8 y una temperatura de unos 25° C. Sorprendentemente, el agua es bastante blanda. El fondo es arenoso con cantos rodados más o menos grandes, y una profundidad máxima de 2.4-3 m. Las orillas están flanqueadas por vegetación verde brillante. Muchos consideran ésta como una de las zonas más bonitas de Honduras.

El Theraps wesseli vive en las corrientes más rápidas de los ríos. Este cíclido amante de los rápidos es similar en su colorido al Melanochromis auratus del lago Malawi. En su coloración habitual, tanto el macho como la hembra poseen una franja longitudinal negra que va del ojo a la cola, sobre y bajo la cual es dado encontrar una banda dorada. La coloración de fondo va del plateado al amarillento. Los bordes de la aleta dorsal y anal son de color azul brillante, como algunas escamas a lo largo de los flancos. durante el cortejo todo el cuerpo bajo la franja horizontal se vuelve negro profundo en ambos sexos. esta coloración de cortejo aparece una semana antes de la puesta y permanece hasta la independencia de los alevines. Es durante este periodo cuando el animal se parece más a M. auratus. Es difícil distinguir los sexos excepto durante el cortejo, cuando el negro de la hembra es mucho más brillante. Con un par de centímetros los alevines ya son réplicas idénticas de los padres. Esto podría hacerlos populares entre los aficionados a los cíclidos centroamericanos, ya que la mayoría de estos peces son grisáceos cuando jóvenes.

Theraps wesseli en coloración normal. Pez y Foto por Rusty Wessel

Como ya he dicho antes, el Theraps wesseli se encuentra como en casa entre los rápidos de los ríos, y por otra parte es bastante escaso. Hablando a la ligera se podría decir que de cada mil peces del río uno es un T. wesseli. No sólo es raro, si no que su amor por las corrientes lo hace muy difícil de capturar. Además, a la menor molestia, el pez se desvanece entre las grietas de las rocas. El truco de capturar este pez consiste en hacerlo de noche. Equipado con luces subacuáticas y sorteando los rápidos, tal vez, con mucha dificultad, y después de horas y horas de búsqueda infructuosa, uno sea capaz de capturar alguno. Es interesante el notar que estos relativamente pacíficos arroyos se convierten en torrentes salvajes durante la estación de las lluvias (de Julio a Diciembre). El puente sobre el río Jutiapa fue completamente destruido durante una tormenta en 1993. es sorprendente el ver cómo un pez puede sobrevivir en tales condiciones en la naturaleza.

Archocentrus spilurus
Archocentrus spilurus 'cutteri' del Rio Jutiapa, Honduras. Foto por Rusty Wessel.

Otros habitantes de los arroyos son una especie de molly (Poecilia) aún sin describir que se conoce popularmente como "cola barrada" debido a una banda negra en la aleta caudal. Poecilia mexicana, Alfaro huberi, Xiphophorus helleri, Belonesox belizianus, Gambusia sp., Heterandria bimaculata, Phallichthys amates y una planta aún sin describir que vive sólo en los rápidos más fuertes; todos son vecinos del Theraps wesseli. En los mismos rápidos vive un gobio muy interesante, el Sicydium gymnogaster. Sus aletas ventrales están fundidas formando una ventosa con a que se ancla a las rocas del fondo. Grandes cangrejos y gambas se escurren entre las rocas buscando comida. Aunque haya muchos más peces interesantes, a mí lo que me interesan son los cíclidos. En las áreas remansadas viven Amphilophus robertsoni y una variedad de color del Archocentrus spilurum conocida como "cutteri". el A. robertsoni es un cíclido azul de talla media que se pasa el día filtrando constantemente la arena del fondo. Evita los rápidos más fuertes y se mueve por zonas más tranquilas. El Archocentrus spilurum es abundante a lo largo de todos los arroyos, sobre todo en las zonas de velocidad media. Nada sobre el fondo en aguas poco profundas y de vez en cuando patrulla las rocas verticales que forman las paredes de los arroyos. Picotea sobre el fondo recogiendo algas y cualesquiera cosas que vivan sobre ellas. Hoy en día, como muchos otros cíclidos, esta variedad de color del A. spilurum está siendo taxonómicamente revisada. Esta forma posee una bonita banda azul en mitad del cuerpo y las aletas rojo vino, siendo bastante distinto del A. spilurum gris del vecino Belice, al oeste.

Para acabar me gustaría dar las gracias a toda la gente que directa o indirectamente me ayudó en mi persecución de este elusivo cíclido, que son: Vance Alford, Carl Barker, Garlan Bird, Carl Bischoff, Phil Clary, T.J. Delahanty, Thom Grimshaw, David Herlong, Andy Jackson, Don Kink, Paul Mann, Eddie Martin, Richard Peake, Charlie Pyles, Tim Rohleder, Todd Sanchez, Steve Sears, Keith Sheppard, Ross Socolof, Harry Specht, Dick Thomas, Morgan y Suzie Wessel.

Quebrada Mochilero
Este puente fue destruido por el tremendo flujo del Rio Jutiapa durante la temporada de lluvia. Foto por Rusty Wessel.

Cita

Wessel, Rusty. (abril 09, 1998). "Descubrimiento, persecución y captura del Theraps wesseli". Cichlid Room Companion. Consultado en febrero 25, 2021, desde: https://cichlidae.com/article.php?id=87&lang=es.

Sustituciones de nombres