Cichlid Room Companion

Editorial

Comunidad Acuaríofila Regiomontana

Por , 2011.
Última actualización el 26-mar.-2011

Juan Miguel Artigas Azas, 2010

Traductor: Manuel Salazar González (18-nov.-2013)

La semana pasada tuve la oportunidad de asistir a la quinta convención anual de la Comunidad Acuariófila Regiomontana en la ciudad de Monterrey, en México. La CAR, como se refieren a ella sus miembros (de los cuales orgullosamente soy uno), fue creada hace seis años por un grupo de aficionados a los acuarios de Monterrey y su área metropolitana. El pequeño grupo comenzó organizando reuniones mensuales alternando los hogares de su pequeña membresía, la cual rápidamente creció en número. Monterrey es conocido por el gusto de sus habitantes por la carne asada. Una vez en Noruega me comentaron que los Noruegos nacen con esquís puestos, bien siendo así, entonces los Regiomontanos (como se les llama a las personas de Monterrey) nacen con un equipo de asar carne con su nombre grabado en el mismo. Las reuniones se convierten en grandes fiestas donde las delicias de la carne asada del norte de México, la cerveza y las pláticas de peces nunca son escasas. Ha existido siempre la confusión sobre si el estudio de los peces o del arte culinario, son el verdadero objetivo del club, como los sugiriera alguna ocasión uno de los miembros.

Cada mes la reunión es enmarcada por la plática de alguno de los asociados, en temas de su especialidad; y debo decir que el nivel de las conferencias es muy alto con verdaderos expertos en cada campo tratado, la CAR es un club de acuarismo en general. Excelentes pláticas sobre buceo, fotografía de peces, montaje de un cuarto de peces, resultados de viajes y muchos otros tópicos han llenado cada reunión mensual.

Después de su creación, la CAR comenzó a organizar salidas a campo a los hábitats acuáticos de los alrededores de Nuevo León, para tener un mayor conocimiento de la extensa fauna y flora del noreste de México.

Tuve el honor de ser invitado a su primera reunión anual como conferencista, en marzo de 2007, y debo decir que la organización y desarrollo del evento me sorprendieron por sus altos estándares. Después de cinco convenciones anuales se ha logrado un ajuste fino de la organización del evento, y en mi opinión se le puede considerar de clase mundial. Los conferencistas invitados que han participado en los eventos anuales incluyen a Ad Konings (2008), Patrick de Rham (2009), Rainer Stawikowski (2010) y este año fue Anton Lamboj quien ofreció dos fantásticas conferencias sobre los peces del Oeste de Africa. Ha existido además un segundo conferencista en las ultimas dos convenciones, quienes se enfocaron en las plantas acuáticas. Ellos han sido los expertos Ghazanfar Ghori y Tom Barr, en 2009 y 2010 respectivamente, cubriendo sus temas de esecialidad.

La quinta convención anual en este 2011 comenzó de la manera usual con una cena Mexicana, para dar la bienvenida a los conferencistas invitados. La camaradería entre los miembros de la CAR es muy alta y rápidamente te hace sentir en casa estando en Monterrey. En las ultimas horas fue difícil dejar la reunión, pero el día de la convención sería largo.

La mañana del sábado 12 de marzo, el día de la convención, una salida a campo le fue ofrecida a los conferencistas invitados, a cargo de Melo Salazar, un experto en la flora y fauna del estado de Nuevo León. El escogió mostrarnos uno de los escenarios del estado, de esos que te quitan el aliento, el Potrero Chico, un pequeño valle rodeado por impresionantes montañas con enormes acantilados, el cual es un área muy popular para los escaladores. Este valle es también el hogar del algunos de los cactus mas raros, los cuales Melo tuvo la amabilidad de mostrarnos para fotografía. Después de esta visita, regresamos a Monterrey, y tuvimos un almuerzo de tacos mexicanos y de ahí nos fuimos con prisa al evento, el cual tuvo lugar en un conocido hotel del centro de Monterrey. La inauguración y presentación del evento fue realizada por Marco Arroyo, uno de los miembros mas activos de la CAR y coordinador del evento. Anton realizó sus dos presentaciones traducidas simultáneamente y entre las dos estuvo la conferencia de Tom, las tres presentaciones cautivaron a la audiencia, incluyéndome, tanto por su calidad como por la cantidad de conocimientos que contenían. Después de las platicas me convencí que algún día voy a trabajar con estos maravillosos Chromidotilapiines! Y mejor aún de ir a Gabón o Camerún a traerlos!

La cena fue después de las segunda plática y después de la tercera, tuvo su lugar la subasta. Maravillosos peces a precios increíblemente bajos. Algunos de estos peces nunca los verás en tiendas de acuario en México. Al menos eso creo, debo confesar que rara vez visito alguna tienda, pero nunca los he visto en alguna.

El domingo fue la salida a campo al cañon de Bustamante al norte de Monterrey, hogar de Herichthys cyanoguttatus en un afluente del río Sabinas, en la cuenca del río Salado cuya desembocadura es el río Bravo (Río Grande). Luis Garza fue nuestro anfitrión y organizador del evento. Después de nuestra llegada, Anton y yo rápidamente nos metimos al agua para tomar fotografías de las parejas reproductoras del cíclido tejano en el arroyo. Los otros peces que vimos ahí fueron Dionda melanops, Poecilia mexicana, P. formosa, Astyanax mexicanus e Ictalurus punctatus. Después, obviamente tuvimos otra carne asada y mas tarde regresamos a la ciudad para tomar una cerveza. Que maravillosa salida!. Desafortunadamente ya no los pude acompañar los días siguientes al fin de semana, pero Anton y Tom fueron llevados a Cuatro Ciénegas y otros bellos hábitats en el norte de México antes de dejar el país.

Al final del día, un evento exitoso de un grupo exitoso. El próximo año el conferencista invitado será Oliver Lucanus, y tengo mucha impaciencia!

Los miembros de la Comunidad Acuariófila Regiomontana han trabajado duro para forjar su asociación, una excepción entre las sociedades mexicanas de las que he conocido, en términos de su unidad, camaradería y sus logros sustanciales. Comúnmente ocurre que una persona o dos deciden buscar que las cosas se hagan a su manera y buscan quedarse con todo el crédito de los logros obtenidos por la asociación como algo personal, inevitablemente esto lleva al fracaso de la asociación. Este no ha sido el caso de la CAR. Mis felicitaciones para todos los miembros, y si no estas lejos de Monterrey, debes de considerar unírteles! Visita la pagina de la CAR.

Nos vemos el próximo mes!

Cita:

Artigas Azas, Juan Miguel. (marzo 26, 2011). "Comunidad Acuaríofila Regiomontana". Cichlid Room Companion. Consultado en octubre 23, 2019, desde: https://cichlidae.com/section.php?id=210&lang=es.